Viaje a Japón con Shiseido

Viaje a Japón, jardín de arena

Reconozco que soy una romántica de la belleza pura y el arte de vivir.

Había gozado ya del Síndrome de Stendhal en Florencia, bajo la maravillosa cúpula de la Basílica de la Santa Cruz. Pensé que no volvería a experimentarlo, pero me equivocaba, tuve el placer de repetir experiencia en el otoño de 2007 en Kioto, viendo sus maravillosos jardines y templos, durante un memorable viaje al corazón del imperio Shiseido en Japón.

Son experiencias que te hacen vivir en un maravilloso limbo estético y cosmético.

Viaje a Japón, jardín verde

Uno de los preciosos jardines de los templos de Kioto

En ese viaje conocí de verdad Shiseido, una marca que siempre me había cautivado con sus buenas fórmulas, su exquisito diseño y las increíbles imágenes de su comunicación firmadas por el genio creativo de Serge Lutens; el verdadero responsable de la apertura de Shiseido al mercado occidental.

Tokio

Vista de Tokio

Una imagen puede hacerte viajar con emoción y sensación al territorio de una marca, pero otra cosa diferente es sumergirse en su universo de cerca y comprender su verdadera razón de ser: modernidad, equilibrio y la “excelencia a la japonesa”; una denominación que imprime carácter, ansia de conocimiento y sabiduría.

Viaje a Japón, jardín de arena

Un karesansui es un típico jardín seco japonés

La misma que mostró el nieto del fundador, Yoshiharu Fukuhara, hoy presidente de honor de Shiseido, al responderme que no había trucos para cultivar orquídeas. Era la naturaleza la única que podía crear esas bellas flores. Eso dicho por uno de los mayores expertos mundiales, dentro de su edificio de innumerables plantas, que es un universo y toda una institución en Japón.

Edificio de Shiseido en Ginza

Vista del Edificio Shiseido en Ginza, Tokio. Cuenta con un salón de té y un restaurante.

Shiseido, el principal referente de la cosmética japonesa, llevó a Tokio las fuentes de refrescos de soda en 1902. Junto a fórmulas magistrales para cuidar la belleza de la piel y floreció en cascada como hacen las orquídeas, aunque su símbolo sea la camelia blanca.

Evolución del logo de la Camelia de Shiseido.

Evolución del logotipo de la Camelia de Shiseido.

Las ramificaciones de la compañía abarcan desde cosmética profesional, megabrands, perfumes, cosmética masculina y femenina y cuidado del cabello.

Todo desarrollado bajo el mismo espíritu de innovación y búsqueda incesante.

Universo Shiseido

Shiseido se esfuerza en ofrecer los mejores productos con la más avanzada tecnología y hacerlos llegar al consumidor con su espíritu Omotenashi

Allí recibí un inolvidable masaje reanimador, relajante y confortador, en manos de sus esteticistas; consideradas casi misses. Hoy os doy la bienvenida a Shiseido con toda la ceremonia que merece.

Lo último, será Ultimune ojos. Abre tu mirada a nuevas experiencias sensoriales.

Puedes leer más sobre la tecnología de inmunidad que ofrece Ultimune en mi blog.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*