Todas sabemos que unas cejas bonitas tienen la capacidad de transformar tu rostro marcando y definiendo tus rasgos. Lamentablemente, la mayoría de las cejas no suelen tener esta suerte y por unos u otros motivos casi todas las mujeres están descontentas con sus cejas. Si te sientes identificada con este pensamiento, sigue leyendo y descubre todo lo que un buen maquillaje de cejas puede hacer por tu rostro.

El poder de unas cejas bonitas

Las cejas pobladas enfatizan la simetría natural de tu rostro y hacen que tus ojos se vean más grandes. Pero, ¿cómo conseguir que lo parezcan si no las tenemos por naturaleza? A la hora de maquillar tus cejas, tienes que tener en cuenta que para que no se vean artificiales ni forzadas, es fundamental maquillarlas utilizando productos específicos para esta zona y con tonos similares a los de tu pelo, ya que es la única manera de lograr un resultado natural y favorecedor.

Primer paso: traza la línea

El primer paso es trazar dónde deberían comenzar y terminar tus cejas con ayuda de un lápiz empezando con un punto justo en la zona donde nacen las fosas nasales. A continuación, coloca el lápiz en un ángulo de 45 grados desde el extremo de la nariz hasta la esquina exterior del ojo. Extiéndelo hacia arriba y haz otro punto: aquí será donde terminarán tus cejas perfectas. Finalmente, alinea el lápiz con tus pupilas y dibuja un punto en el pico más alto de tu ceja. Para terminar, une los puntos que has ido dibujando en forma de línea curva y presume de cejas perfectamente arqueadas.

Segundo paso: rellena tus cejas

Una vez hemos definido la forma de las cejas, es fundamental cepillar el pelo hacia arriba en la misma dirección con ayuda de un cepillo de cejas. Si fuera necesario, podemos recortar con unas tijeritas aquellos pelitos que sobresalgan para que el resultado sea más perfecto. A continuación, con el extremo retráctil del lápiz y/o la esponja de polvo enroscada en el centro del lápiz rellena las cejas y después difumina para que el resultado sea más natural.

Tercer paso: retoca

¡Enhorabuena! Tus cejas ya tienen la forma que soñabas, ahora solamente falta retocar con unas pinzas los posibles pelitos que sobresalgan de tu diseño de cejas y delinear con un lápiz blanco debajo de las cejas para crear la ilusión óptica de ojos más grandes y mirada más descansada. Acaba cepillando el pelo para difuminar el pigmento, perfecciona los arcos y cepillar las cejas.

Cuarto paso: atrévete

Si estás buscando un look más impactante, rellena tus cejas cuidadosamente utilizando el Brow Powder de nuestro Brow Ink Trio. Esta herramienta 3 en 1 tiene un aplicador de punta de esponja precargado con un ligero polvo en el centro, que rellena sin esfuerzo en áreas dispersas y añade profundidad. Las perlas del polvo proporcionan una luminosidad natural a las cejas y las rellena de forma natural sin marcar los bordes. Además, está disponible en cuatro tonos neutros que se adaptan a cada tono de piel y color de pelo.

¿Cuál es la forma de ceja que más me favorece?

Es una realidad que la forma natural de tus cejas es la más favorecedora para ti, pero tras varios años depilándolas tienes dudas de tu arco natural de cejas, entonces te recomendamos que acudas a un experto para que diseñe tu forma. Si por el contrario, te atreves a hacerlo tú sola, ten en cuenta estos tips:
Si tienes un rostro en forma de corazón o cuadrado, te favorecerá más un arco más suave con una ceja gruesa de estilo masculina.
Mientras que si tienes el rostro ovalado pueden favorecerte la mayoría de las formas de cejas, así que anímate con un arco fuerte y una ceja llamativa. ¡Serás la envidia de tus amigas!
Por último, si tienes la cara redonda, apuesta por un arco más delgado y esculpido ya que elevará sus rasgos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies