¿Por qué el yuzu es el tesoro cítrico japonés?

Una práctica popular japonesa en invierno es comer yuzu para evitar los resfriados.
Una práctica popular japonesa en invierno es comer yuzu para evitar los resfriados.

De aspecto entre una mandarina y un limón, el yuzu es el cítrico japonés por excelencia de estacionalidad amplia que, puede consumirse tanto verde como amarillo ( más maduro). Su potente carga aromática, su exotismo, su particular sabor y versatilidad lo diferencian del resto de cítricos, convirtiéndolo en un alimento único en el mundo.

Aunque el yuzu es una fruta conocida por su popularidad en Japón, su verdadero origen se encuentra en China, en la región del río Yagtze. Durante el Período de Nara fue llevado a Japón, donde los agricultores japoneses inicialmente lo utilizaron como medicamento, si bien hoy en día el yuzu cuenta con una fuerte presencia en la gastronomía japonesa, siendo habitual encontrarlo en sopas, helados, cremas y guisos siendo el ingrediente estrella de una de las salsas más populares de la cocina nipona, la salsa ponzu. En la actualidad, la cuna del yuzu se encuentra en la prefectura de Kôchi, donde crece y se exporta al resto del mundo.

 

Una práctica popular japonesa en invierno es comer yuzu para evitar los resfriados.

Una práctica popular japonesa en invierno es comer yuzu para evitar los resfriados.

Una curiosidad con esta fruta es que en Japón coincidiendo con el solsticio de invierno es tradición tomar un baño caliente con yuzu – conocido como  yuzuyu- para purificar el cuerpo bajo la creencia de que ayuda a evitar los resfriados. Si bien no existe ninguna evidencia científica que pruebe esto, tras una jornada agotadora el mix de un baño bien caliente con el aroma de los yuzus son seguro una fantástica manera de relajarse y entrar en calor.  Durante esta época, es habitual  ver cómo los balnearios de Japón llenan sus bañeras con yuzu, creándose un aroma único.

El yuzu en belleza

El extracto de semilla de yuzu es un elixir muy potente que ayuda a estimular el poder de la piel para autohidratarse tras cada aplicación, favoreciendo la producción natural de ácido hialurónico. Además, el extracto de su piel se utiliza para fabricar un aceite esencial de gran calidad que nutre la piel y el cabello en profundidad. Este aceite de yuzu tiene propiedades hidratantes y antioxidantes, además de una fragancia cítrica muy refrescante y especial. Es por ello que en Shiseido hemos elegido el yuzu para la composición algunos de nuestros productos como el fondo de maquillaje Synchro Skin Glow con aceite de argán y extracto de semilla de yuzu, que ayuda a prevenir el acabado escamado e irregular que produce la sequedad.

En definitiva, el yuzu es un cítrico con todo a favor para marcar tendencia, ya sea por su exotismo, por su carga aromática, por su versatilidad en gastronomía, o por su exclusividad. Y tú, ¿te atreves con el sabor cítrico del yuzu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*