El arte del shodo, la caligrafía japonesa

macro_2-26

El arte del Shodo la caligrafía japonesa– es una de las artes más bellas en Japón, hasta tal punto que se enseña como una asignatura más a los niños japoneses durante su educación primaria, requiriéndose una gran precisión y habilidad para poder realizarla debido a su dificultad. Con origen en la caligrafía china,  los japoneses adoptaron y  perfeccionaron esta técnica convirtiéndola en una de las disciplinas más importantes de la cultura nipona junto a la Ceremonia del Té o los arreglos florales. De hecho, para los japoneses la caligrafía les puede llevar a realizarse a través de una práctica constante y dedicada durante muchos años.

La línea perfecta

En Kumano, provincia de Hiroshima, se fabrican a mano desde hace 180 años los mejores pinceles de tinta del mundo. Uno de los más famosos artífices es el Maestro Tesshyu, propietario de del Chikuodo, donde tres generaciones de su familia han trabajado como artesanos. En la búsqueda de la excelencia, Shiseido ha acudido al maestro para crear una herramienta única: Inkstroke Eyeliner Brush, un delicado pincel delineador que se inspira en los pinceles tradicionales de la caligrafía japonesa para que la hora de maquillarte te sientas como una artista.

Su elegante diseño forma una curva de 0º , el ángulo óptimo para un trazo preciso y para poder ver la parte inferior del párpado (además de proporcionar una sujeción más estable). Y algo que distingue a los pinceles de Kumano: las cerdas se conservan naturales, en vez de afilarse con lo cual la punta se desliza con mayor suavidad.

Inkstroke brush eyeliner

Eyeliner gráfico

Parece fácil, pero no todo el mundo consigue utilizar adecuadamente el eyeliner para que agrande la mirada y favorezca. Y una línea definida no se consigue con cualquier herramienta. Por ello, hemos acudido a la maestría japonesa para crear Inkstroke Eyeliner, un kit de un eyeliner en gel inspirado en la piedra de entintar japonesa (llamada suzuri) y un pincel delineador retráctil de cerdas naturales basado en el arte del Shodo, la caligrafía nipona que permite dibujar una línea perfecta de manera intuitiva.

Este invierno más que nunca la mirada ha recuperado su protagonismo (si es que algún día lo perdió). En su versión original, el eternamente sexy cat eye, o como objeto de maquillaje arty y experimental, el eyeliner vuelve a ser protagonista de los looks de invierno. Atrévete con el eyeliner y evoca la caligrafía japonesa con el trazo más favorecedor:

  • Versión original. La línea clásica recorre el ojo desde el lagrimal hasta el cono externo. Engrósala para agrandar la mirada, o maquilla de la mitad de las pestañas hacia fuera para alargarla.
  • Arty. ¿Te animas a dibujar rabillos múltiples que se alargan casi hasta la ceja o trazos geométricos que atraviesan el párpado móvil? Es la última tendencia.
  • En color. Otra de las tendencias es usar eyeliners más allá del eterno negro, pero nosotros preferimos los tonos oscuros que aportan a tu mirada un toque pop sin restar elegancia al maquillaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*