Shiseido en la publicidad

Shiseido constituyó el primer departamento interno de publicidad dentro de una compañía japonesa en 1916, departamento que hoy, casi 100 años más tarde, todavía existe y que realiza todas las campañas publicitarias de la compañía a nivel mundial.

El departamento se encargaba del diseño de los visuales, de los anuncios para revistas y periódicos, de los packagings o diseño de los envases y del diseño de las tiendas.

El interés por el arte y la cultura, su amor por la fotografía, el espíritu innovador y la extremada sensibilidad del Presidente de la compañía en aquella época, Shinzo Fukuhara, hicieron necesario la supervisión interna de algo tan importante para él como era la imagen que la compañía mostraba al exterior. Él participaba activamente en el departamento supervisando todos los borradores de la publicidad y dando su punto de vista.

Shinzo supo rodearse para esta misión de estudiantes de la escuela de diseño y jóvenes artistas, algunos de los  cuales luego llegaron a  convertirse en relevantes figuras del entorno artístico japonés.

El Departamento de Creación Publicitaria, como fue denominado, adoptó como base de sus diseños un estilo de  inspiración art nouveau que, tomando como referencia las revistas de moda francesas de la época, utilizada arabescos y diseños art decó para crear un refinado y moderno  estilo que llegó a ser el sello de la marca y que fue conocido como el “Estilo Shiseido”.

A partir de 1926 y hasta 1929, cada mes se colocaban en las ventanas de las tiendas de Shiseido distintos posters con publicidad de la marca. Cada uno media 17,4 cm de altura por 24,8 cm y solían llevar una ilustración de una hermosa mujer, en muchas ocasiones con un estilo muy diferente al de la mujer japonesa de la época, con el nombre de un producto de temporada, un pequeño texto y la lista de precios.

Este poster de Eudermine ilustra elegantemente a una mujer moderna con la moda más actual del París de finales de la década de 1920. Su pelo en un recogido bob, muy popular en aquella época en la capital francesa, cubierto con sombrero cloche y vestida al estilo “garçon” con una falda plisada suelta, mostraba a una mujer que poco tenía que ver con la moda de la mujer japonesa de época, que todavía vestía de riguroso kimono.

En este sentido, Shiseido supuso toda una revolución que inspiró a las mujeres japonesas a conocer otros estilos y modas y que tuvo un papel fundamental  en la evolución en sus estilos de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*