En japonés, camelia se dice  “Tsubaki” o 椿. Es muy común utilizar esta flor durante ceremonias religiosas debido a que se cree que simboliza lo divino, además de anunciar la llegada de la primavera. Tremendamente femenina, evocadora y al mismo tiempo, misteriosa, fue la flor elegida para componer el logo de Shiseido y su potente simbolismo.

Pero, ¿cómo es una camelia? Una flor de hojas verdes brillantes y perennes y flores muy femeninas, cuya floración nos recuerda a la de las rosas, si bien las tonalidades de esta flor varían desde rojo a morado, rosa, amarillo y blanco con multitud de preciosas variaciones. Estas flores comenzaron a llamarse camelias en 1753, cuando el padre de la taxonomía, Carl Linnaeus estandarizó el nombre de las plantas.

Tras el lanzamiento de la primera fragancia de Shiseido en 1917Hanatsubaki (literalmente“camelia”), una fragancia inspirada en el florecimiento de la camelia, la popularidad de este perfume floral inspiró a la compañía para la creación de su logo alrededor de la camelia.  En 1915, Shinzo Fukuhara, el hijo del fundador, se convirtió en el primer presidente de Shiseido y creó el icónico y original logo de la marca, protagonizado por una preciosa camelia. En este momento, este hecho fue revolucionario, tanto dentro como fuera de la industria cosmética, ya que la mayoría de las marcas japonesas no tenían ni siquiera logos. A día de hoy – aunque con algunas modificaciones – el logo de Shiseido se ha mantenido, la camelia continúa representando el compromiso de Shiseido con la belleza auténtica y la simplicidad elegante, como la que podemos encontrar en la naturaleza o en el arte.

history-camellia-logo1

 

La historia de la camelia

Para hablar de la historia de la camelia, tenemos que remontarnos a la cultura japonesa y china tradicional, ya que esta flor ha estado presente en las culturas orientales durante siglos, se tienen datos de que en China se cultivaban camelias desde 2737 a.C. Estas plantas crecen en la sombra de los bosques montañosos y son famosas por anunciar la llegada de la primavera con su floración. Sin embargo, estas maravillosas flores no llegaron a Europa hasta el siglo XVIII.

Pero las camelias no solamente se han mantenido a lo largo de los años gracias a sus bonitas flores, también – e incluso principalmente- por las propiedades culinarias y curativas de sus hojas y semillas. De hecho, muchos de los tés verdes y negros están hechos a partir de las hojas secas de algunas especies de camelias, tés (especialmente el té verde, como hemos hablado otras veces), que cuentan con múltiples propiedades antioxidantes. Pero además, las semillas de camelia han sido utilizadas para crear un lujoso aceite de té, que es frecuentemente utilizado para añadir un sabor aromático muy sutil a la cocina oriental tradicional. Otras variedades de camelias son beneficiosas para el tratamiento de infecciones bacterianas, enfermedades de corazón y asma.

 

red camellia

De igual manera que representaba la llegada de la primavera en la cultura japonesa, la camelia ha sido tradicionalmente considerada como símbolo de deseo, afecto, admiración y amor eterno. Pero en función de la tonalidad de sus pétalos, su simbolismo tiene una serie de matices:

  • Camelias rojas: simbolizan el amor, la pasión y el deseo más intenso.
  • Camelias rosas: hacen referencia a la nostalgia, y se suelen regalar para demostrar a esa persona que la echas de menos.
  • La combinación de camelias rojas y rosas son un símbolo de amor romántico.
  • Camelias blancas: representan la pureza, el amor de una madre a su hijo. A veces incluso muestran adoración y son regaladas a aquella persona a la que admiras. Una curiosidad: cuando un hombre regala una camelia blanca, se cree que da buena suerte.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies