El Omikuji Predice Tu Futuro

¿Quieres conocer tu fortuna? En Japón podrás hacerlo con el Omikuji (????) o Mikuji, unas tiras de papel dobladas o enrolladas que contienen escrito el futuro y la fortuna y que se pueden conseguir en distintos templos.

 

El Omikuji predice tu fortuna.

El Omikuji predice tu fortuna.

El Omikuji es uno de los amuletos más populares en Japón pues predice la fortuna.

Estos amuletos son muy populares en Japón por su bajo precio. Omikuji significa “lotería o rifa divina”, cosa bastante curiosa ya que en esta vida puede suceder cualquier cosa.

Para conseguir un Omikuji se debe hacer una pequeña ofrenda al templo y elegir un papel al azar. Anteriormente se sacaban los papeles directamente de una caja o de un recipiente hexagonal extrayendo una varilla de bambú que indicaba el número de una caja de la cual se extraían los Omikuji; pero en los templos más modernos ahora se pueden encontrar máquinas expendedoras.

 

Puedes conseguir tu Omikuji en un templo o santuario dejando una pequeña ofrenda.

Puedes conseguir tu Omikuji en un templo o santuario dejando una pequeña ofrenda.

 

Para conocer tu fortuna con Omikuji debes dejar una pequeña ofrenda en un templo o santuario.

Omikuji predice tu futuro en dos grados distintos. El primero hace una predicción general en unas letras grandes en la parte superior o central del papel. Ésta puede ser:

·         Excelente buena suerte (?? daikichi)

·         Buena suerte media (?? chukichi)

·         Buena suerte ligera (?? shokichi)

·         Buena suerte (? kichi)

·         Media buena suerte (?? hankichi)

·         Buena suerte incierta (?? suekichi)

·         Buena suerte ligera incierta (??? sueshokichi)

·         Mala suerte (? kyo)

·         Mala suerte ligera (?? shokyo)

·         Media mala suerte (?? hankyo)

·         Maldición incierta (?? suekyo)

·         Maldición o Gran mala suerte (?? daikyo)

El segundo grado puede ser muy específico con aspectos de la vida de una persona y puede hablar de temas particulares como:

·         Deseos personales (?? negaigoto)

·         Una persona que está esperando (?? machibito)

·         Artículos perdidos (??? usemono)

·         Viajes (??? tabitachi)

·         Negocios (?? akinai)

·         Estudios (?? gakumon)

·         Especulación de mercado (?? soba)

·         Disputas (?? arasoigoto)

·         Relaciones amorosas (?? ren’ai)

·         Mudanzas o cambio de residencia (tenkyo)

·         Nacimiento o embarazo (?? shussan)

·         Enfermedad (?? byoki)

·         Compromisos o propuestas de matrimonio (?? endan)

 

Dependiendo de si tu fortuna es buena o mala, puedes llevar el Omikuji contigo o atarlo a un árbol o al templo.

Dependiendo de si tu fortuna es buena o mala, puedes llevar el Omikuji contigo o atarlo a un árbol o al templo.

 

El Omikuji predice tu futuro y puede darte noticias buenas o malas.

Si la fortuna te sonríe y tu Omikuji tiene buenas noticias, tienes puedes guardarlo y llevarlo contigo para asegurar que la predicción se cumpla. También existe la costumbre de atarlo al templo para que el efecto de la suerte sea aún mayor pues se cree que se conecta con el dios del santuario.

¿Y si la predicción es de mala suerte? A nadie le gusta recibir malas noticias, por eso también los japoneses tienen una solución para alejar la mala fortuna de su camino. Si el Omikuji predice algo malo, se acostumbra doblar el papel y atarlo en un árbol de pino ubicado en el templo; de esta forma, la mala suerte quedará esperando en el árbol y no llegará a la persona. En la actualidad, muchos templos y santuarios tienen espacios especiales para que la gente pueda atar los Omikuji que tienen mala suerte.

 

Omikuji atados en un templo.

Omikuji atados en un templo.

 

Los Omikuji son también muy populares entre los turistas que quieren conocer su fortuna en Japón.

La tradición de estos Omikuji es muy popular en Japón y la gente los compra habitualmente, casi como la costumbre de leer el horóscopo y la curiosidad de saber lo que nos depara el destino. Los japoneses suelen comprar más este amuleto durante el Hatsumode (la primera visita al santuario de Año Nuevo) para conocer la predicción del año que llega.

La mayoría de los Omikuji son papeles simples pero también existen algunos que vienen con un pequeño regalo o un amuleto de forma curiosa para colgar o guardar. Además es complicado conocer la fortuna pues los Omikuji no están escritos en japonés estándar sino que están escritos a manera del lenguaje poético japonés basado en 100 poemas chinos de los monjes budistas Tendai.

Actualmente algunos templos y santuarios que son más turísticos ya tienen Omikujis disponibles en distintos idiomas para que también los turistas puedan llevarse un pedazo de la fortuna que les depara Japón con ellos.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*