Hace unos meses os hablamos de la blue light o contaminación digital y de sus innumerables efectos sobre tu piel, y concretamente sobre tu contorno de ojos. Es una realidad que la mayoría de nosotras pasamos una media de 10 horas al día frente a una pantalla mínimo, pero a todo esto hay que sumarle que en nuestro tiempo de ocio volvemos a exponernos a diferentes dispositivos LED como el smartphone, la tablet o el ordenador, y o la tele. Además, durante esta época de menos horas de luz diarias y temperaturas más bajas, hacen que pasemos la mayor parte del tiempo en espacios cerrados iluminados con luz artificial, lo que se traduce inevitablemente en una sobreexposición a la blue light con sus consecuentes efectos en tu piel y en tu mirada.

¿Cómo afecta la blue light o la luz azul a mi piel?

Según diversos estudios, la costumbre cada vez más extendida de acostarnos inmediatamente después de haber utilizado algún dispositivo electrónico como el móvil o la televisión, dificulta la conciliación del sueño ya que emite señales a nuestro cerebro indicándole que todavía no es hora de dormir.  Es decir, si normalmente nos empiezan a entrar las ganas de dormir a las 11 de la noche, al permanecer expuestos a la luz azul puede hacer que nos resulte imposible conciliar el sueño hasta pasadas las 2 de la madrugada.

Pero además, la blue light emitida por las pantallas con la convivimos diariamente contribuye al envejecimiento prematuro de la piel, a la aparición de manchas y a la pérdida de firmeza y elasticidad, con la consiguiente formación de arrugas. Conscientes de este problema, en Shiseido hemos desarrollado un tratamiento específico para defender la piel del contorno de ojos de esta blue light: Essential Energy Eye Definer. Un tratamiento hidratante específico para el contorno de ojos que combate los efectos nocivos de la exposición a las pantallas digitales con un complejo energizante mejorado por la neurociencia que amplía la familia de Essential Energy.

 


Cuando están pegados a una pantalla, nuestros ojos, así como los músculos a los que están unidos, no se mueven tanto como de costumbre. De hecho,
están muy concentrados, incluso tensos, pasando largas horas enfocando a un objetivo. De hecho, el número de parpadeos disminuye a la mitad, de 15 por minuto a 7,5. La rigidez en los músculos del contorno del ojo conduce a la caída de los párpados, pero también a una contracción general en el área de las cejas y la frente. No solo los ojos se ven más pequeños, sino que aparecen pequeñas líneas indeseadas a su alrededor. Obviamente, como los ojos están inmóviles más tiempo, la microcirculación es más difícil. La sangre y el líquido linfático se estancan, por lo que la hinchazón y las ojeras se
establecen.

Con este nuevo contorno de ojos, buscamos contrarrestar todos los efectos de la fatiga visual “digital”. Este tratamiento global se basa en la
combinación de ingredientes activos cuidadosamente seleccionados, polvos reflectantes y un aplicador específico, así como un método de aplicación personalizado y ejercicios oculares. Un cóctel explosivo para conseguir unos ojos con energía, brillantes y sin fatiga. 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies