Persiguiendo la belleza (III): buscar un nuevo rojo en la cerámica tradicional

El trabajo de Yasokichi Tokuda IV

Shiseido es tecnología, innovación, investigación cosmética al más alto nivel, pero, ¿qué sería de la casa de la camelia sin enraizar su cultura en la extensísima tradición japonesa? Uno de los secretos del éxito de Shiseido es esa búsqueda incesante de la tradición, identificando sus elementos de mayor riqueza y consiguiendo integrarlos en el corazón de la marca y sus productos.

Acompañamos a Miyoko Aizawa, Chief Color Coordinator de Shiseido y responsable de más del 95% de los colores utilizados en sus labiales, en un viaje a la prefectura de Ishikawa para conocer los secretos de la llamada Kutani Ware, la cerámica tradicional de la zona, que destaca por un uso casi mágico del color, y para aprender sobre el proceso de obtención del rojo más intenso.

La prefectura de Ishikawa nos recibe con un cielo azul y con el verde profundo de los pastos que rodean al taller de Yasokichi Tokuda IV, conocida alrededor del mundo por su increíble control de la paleta de colores, única por su viveza. La Kutani Ware es famosa por los llamados “cinco colores del Kutani”: verde, amarillo, púrpura, azul profundo y rojo. En 2015 se cumplían 360 años de la creación del primer horno de Kutani Ware. Incluso en una tradición tan extensa en tiempo y en número de agentes implicados, la familia Tokuda destaca como una de las más relevantes, en gran parte debido a sus innovaciones a lo largo de la historia de esta tradición artesana. El primer Yasokichi Tokuda se esforzó en revitalizar patrones del período Edo; su hijo, del mismo nombre, introdujo un estilo propio en la decoración de las piezas. Su nieto, también llamado igual que ellos, se desmarcó de los patrones tradicionales para basar su estilo únicamente en gradaciones de color que le dieron la mayor fama a su nombre. Hoy, la bisnieta del pionero de la familia ha heredado su nombre, técnica, sentido del color y pasión por la artesanía.

Miyoko Aizawa, nuestra Chief Color Coordinator, decide hacer este viaje para conocer de cerca el uso del color en la artesanía de la familia Tokuda, su obtención y su aplicación. Yasokichi le cuenta que se trata de un trabajo lento, del que las prisas son enemigas. Cualquier intento de ir más deprisa es inútil y hace imposible crear esas piezas cerámicas con colores tan bellos. Además, asegura que no piensa en nada cuando está dando color a las piezas, que su trabajo le hace entrar en una especie de estado mental totalmente relajado.

Miyoko Aizawa y Yasokichi Tokuda IV

La fuente de inspiración de su trabajo es todo lo que ve: desde los colores de los campos de arroz reaccionando a los vientos del otoño hasta el río que fluye junto al taller. Los colores se crean aplicando esmaltes que viran de color en el proceso de horneado. De un tono transparente, en un primer horneado se pasa a un rosado, marrón y finalmente el rojo más vivo.

Aizawa se queda asombrada al darse cuenta de las similitudes de su trabajo y del proceso de creación de un labial con el trabajo de la artesanía del Kutani Ware. Aizawa crea más de 200 colores diferentes de labios por año, centrándose por supuesto en el rojo, el color que la heredera de los Tokuda ha conseguido convertir en su marca personal.

El trabajo de Yasokichi Tokuda IV

El rojo es uno de los colores más ricos y, tanto en japonés como en otros idiomas, es uno de los que más nombres diferentes reciben para sus variantes: escarlata, carmesí, bermellón… Ambas artistas del color coinciden en que es su color favorito para la decoración, para el arte y para el maquillaje.

“Algunas innovaciones terminan convertidas en tradición, y en esto ha creído cada generación de mi familia. Planeo continuar la búsqueda del rojo y estaré preparada para este reto siempre y cuando exista al menos una sola persona interesada en mi trabajo.”

–Yasokichi Tokuda IV

Kutani Ware, pieza de Yasokichi Tokuda IV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*